¿Trabajas en un entorno saludable?

¿Trabajas en un entorno saludable?

Si trabajas en un entorno saludable, tu salud te lo agradecerá. Tu entorno laboral  repercute positiva o negativamente sobre tu salud. Su repercusión dependerá de  factores de diseño relacionados con la propia estructura del edificio en el que trabajes, del mobiliario, de los equipos informáticos, de la instalación eléctrica, de la iluminación…

¿Por qué debemos diseñar un entorno saludable?

Un entorno laboral saludable genera mayor productividad y bienestar del trabajador. Por tanto, a la hora de diseñar el espacio de trabajo debe garantizarse que haya una buena ventilación e iluminación, mobiliario ergonómico y en el caso de obra nueva, que esté construido con materiales naturales que faciliten la creación de entorno saludable.

Mantener una postura correcta en el puesto de trabajo disminuye el riesgo de transtornos musculoesqueléticos

Una buena higiene ambiental reducirá las bajas laborales que afectan a afecciones de la vista, las migrañas, o enfermedades derivadas de una inadecuada postura como las lumbalgias, dolores cervicales y también, numerosos trastornos asociados a la salud mental de los trabajadores. Estas últimas afecciones suelen presentarse como respuesta al trabajo que genera constante tensión. Así pues, con el fin de minimizar o eliminar enfermedades laborales se debe diseñar un ambiente pensado para la salud y que valore aspectos como por ejemplo:

 

1. Materiales empleados en la construcción de obra nueva.

En edificios ya construídos, cambiar este aspecto es más difícil -ya que requiere hacer reformas – y también más costoso. En edificios de nueva construcción se pondrá especial atención en la elección de  los materiales empleados en  revestimientos de las paredes, los techos, los pavimentos. Se emplearan materiales  libres de COV (Componentes Orgánicos Volátiles) como los formaldehídos y de buena calidad para resistir adecuadamente frente a las inclemencias climáticas y evitar las fugas ambientales térmicas.

La madera es uno de los materiales naturales más saludables que se emplea tanto en la construcción como en la fabricación de mobiliario aportando entre otras, las siguientes ventajas:

– La madera mejora las afecciones de las vías respiratorias porque regula la humedad ambiental ya que es un material higroscópico.
– La madera mantiene constante la temperatura ambiental. Actúa como aislante térmico
– La madera reduce el estrés, la hipertensión arterial …
– La madera mejora las capacidades cognitivas

2. Fabricación de mobiliario.

Se priorizará la elección de mobiliario ergonómico, fabricado con materiales naturales, poco electrostáticos y que nos protejan frente a los campos electromagnéticos y las radiaciones procedentes de las estructuras del edificio e incluso, los elementos decorativos ambientales que se hayan elegido. Actualmente, existe mobiliario dotado de placas anti-geopáticas que reducen los campos eléctricos de alta frecuencia y también de las radiaciones. Los materiales sintéticos poseen cargas electroestáticas, hay que evitarlos al máximo.

3. Campos electromagnéticos.

Los campos electromagnéticos afectan a la salud humana porque desplazan las cargas eléctricas
que pueden ser de altas frecuencias (antenas de telefonía móvil, emisiones 5 G, Wi-Fi) o bajas frecuencias (generadas por lar red eléctrica).

A. Protección frente a las altas frecuencias

Tomas de tierra.

Las tomas de tierra son picas de acero galvanizado que se halla enterrada a más de 2 metros e profundidad. Una toma de tierra está conectada  a los distintos circuitos del cuadro eléctrico que a su vez debe estar conectado a la toma de tierra general del edificio.

Las tomas de tierra son indispensables pues garantizan la seguridad tanto de las personas como de los equipos. Este aspecto debería vigilarse especialmente en los nuevos puestos de trabajo improvisados en domicilios particulares a raíz de la pandemia COVID 19.

La mayoría de domicilios en los que hemos estado teletrabajando no están previstos de tomas de tierra adecuadas para el uso profesional de los equipos informáticos. Los equipos más habituales son ordenador, escáner o impresora que pueden funcionar conectados a red o sin cable, por WIFI o Bluetooth a la nube. El principal problema de los equipos informáticos es la emisión de campos electromagnéticos y las bandas de frecuencias emitidas por las conexiones inalámbricas.

Es mejor utilizar un portátil conectado por cable a red que un equipo de sobremesa. Las pantallas de la mayoría de portátiles no emiten campos magnéticos pero si las emiten si trabajamos con conexiones sin cable. Las conexiones sin cable emiten frecuencias que afectan negativamente a la salud humana.

Adecuar la instalación eléctrica a las necesidades de nuestro puesto de trabajo puede ser complicado. Entre las alternativas para protegernos de los campos electromagnéticos  consiste en la instalación de pantallas especiales de acero inoxidable bajo el techo o paredes o bien, decorar con telas protectoras contra campos electromagnéticas y además, pueden utilizarse como elementos decorativos.

Si nos interesa medir los campos electromagnéticos de nuestro centro de trabajo o de nuestro domicilio, en caso de teletrabajo, podemos utilizar un gaussímetro . Un gaussímetro es un medidor que informa de la intensidad y el grado de contaminación electromagnética al que estamos sometidos en un lugar concreto.

Para protegerse de los campos electromagnéticos, además de estar alejados de líneas de alta tensión, torres de comunicación … podemos tomar una serie de precauciones. La precaución principal es alejarnos de los campos electromagnéticos.  Por ejemplo, conviene instalar el router como mínimo a un metro de distancia de nuestro puesto de trabajo, utilizar auriculares para el móvil…

B. Protección frente a las bajas frecuencias.

La mayoría de los materiales de construcción no oponen resistencia a los campos magnéticos. Elegir cuidadosamente los materiales en obra nueva ayuda en la eliminación o minimización de posibles riesgos laborales.

En puestos de trabajo administrativos, los campos electromagnéticos provocan enfermedades como la lipoatrofia semicircular o, alteraciones del sueño derivadas de una inadecuada iluminación. Para minimizar los impactos en la salud provocados por bajas frecuencias podemos:

Canalizar el cableado. El cableado desprende electrones que son absorbidos por el cuerpo humano. Nuestro cuerpo es agua en un 70% y el agua es conductor de la electricidad. Hay atracción.

Desconectando de los equipos de la  red eléctrica. Los campos eléctricos aumentan al enchufar un aparato. Estos campos están presentes siempre salvo cuando dejamos un circuito sin tension. Es decir, que todos los aparatos eléctricos siguen generando un campos eléctricos pues la corriente continua se transforma en corriente alterna salvo que los desconectemos. Se recomienda el uso de regletas multitomas que permiten el apagado de los equipos cuando dejamos de utilizarlos y con un máximo de 8 tomas por circuito.

4. Campos eléctricos.

Un domicilio particular, no se han previsto las tomas de tierra para enchufar los equipos informáticos. Se recomienda el uso de regletas multitomas que permiten el apagado de los equipos cuando dejamos de utilizarlos y con un máximo de 8 tomas por circuito.

Este post ha sido creado sin finalidad lucrativa y utiliza imágenes con licencia Creative Commons podéis acceder desde Freepick <a href=’https://www.freepik.es/vectores/ciudad’>Vector de Ciudad creado por upklyak – www.freepik.es</a>  <a href=’https://www.freepik.es/vectores/personas’>Vector de Personas creado por pch.vector – www.freepik.es</a>

 

 

 

Murciélagos, un mal necesario

Murciélagos, un mal necesario

Los murciélagos son un mal necesario que nos evocan más pensamientos negativos que positivos. Se considera que los murciélagos son el origen del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y responsables de la gran mortalidad de la pandemia mundial COVID – 19. Los murciélagos son especialmente peligrosos por su inmunidad virológica y porque vuelan. El hecho de que sean el único mamífero volador contribuye a que éstos esparzan enfermedades a través de los virus de sus heces. Sin embargo, los murciélagos dentro del contexto forestal aportan grandes ventajas a la cadena trófica. (más…)

Valoraciones en la elección de madera para usos industriales

Valoraciones en la elección de madera para usos industriales

Martí Boada – especialista en medio ambiente – me dijo un día que tendríamos que hablar de las maderas porque existen más de dieciséis mil especies de madera en el mundo. Hablando con otros expertos en las industrias de la madera aprendí que sólo dos mil se podrían comercializar para aplicaciones industriales. Muchas de estas especies se utilizan habitualmente en su país de origen y nos son desconocidas.

RETO: Te invito a que cojas un lápiz y un papel para listar durante un minuto todas las especies que te vengan a la mente y verás como difícilmente llenas una página. La madera, en general, es una gran desconocida y mucho más las diferentes especies.

Para construir o fabricar mobiliario es imprescindible conocer el aspecto de las distintas especies de madera, sus propiedades físicas, mecánicas y tecnológicas. Este conocimiento permitirá elegir la especie adecuada en cada situación. Elegir una especie implica, entre otros factores, saber con certeza la respuesta de una y otra especie en distintas situaciones climáticas, su comportamiento en procesos de elaboración, mecanizado, acabado y durabilidad.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir especies de madera para aplicarlas a los distintos usos industriales?

1. Reconocerla por su nombre botánico o científico debido a la falta de consenso internacional para su nomenclatura.

2. La procedencia geográfica

3. Color y tonalidad de la madera. El color depende de la albura, del duramen y las inclemencias climáticas a las que estuvo sometida durante su crecimiento. También es importante apreciar la tonalidad o matices características de sus vetas o bandas generadas por los anillos, el tejidos leñoso, sus fibras y  la impregnación de sus tejidos por distintas sustancias colorantes como puede ser aceites gomas y resinas. También influyen las posibles deformaciones de los tejidos del árbol. El conocimiento de vetados es fundamental para elegir as técnicas adecuadas del despiece.

3.1. Anillos. Los anillos influyen en el aspecto final de la madera. Nos informan de la edad del árbol, la estación en que ha sido talada la madera que determinará también su grado de humedad.
3.2. Radios Leñosos. Su aspecto y tamaño influirá sobre el tipo de corte confiriéndole un aspecto diferencial final.
3.3. Fibra. Puede ser recta, ondulada, revirada y entrelazada. La fibra recta permite trabajar la madera con mayor facilidad mientras que la ondulada, revirada o entrelazad presenta dificultades en el proceso de transformación sin embargo, nos permitirá conseguir mayor variabilidad para diseños estéticos.

4. Propiedades Físicas como la densidad, la concentración y la dureza. Los parámetros de las propiedades físicas están recogidos en la norma UNE 56.540UNE 56.534

4.1. Densidad. En el ámbito profesional, la densidad suele expresarse en kg/m cúbico y está relacionado con el contenido de la humedad que es fundamental porque la madera es un material higroscópico. Es decir, que absorbe el agua que influirá en su comportamiento tanto si se halla en estado líquido como si se halla en estado gaseoso.
4.2. Concentración. Se clasifica en función de su nervatura en función de un coeficiente volumétrico unitario que varía en función de la especie. Si no se dispone del coeficiente, tendremos que solicitar información sobre su estabilidad dimensional y su comportamiento den distintas condiciones ambientales tras el proceso de secado.
4.3. Dureza. Determina la resistencia que opone la madera a la penetración de cuerpos extraños pero necesarios en el proceso de transformación como por ejemplo los clavos, tornillos… La dureza está directamente relacionada con la densidad. A mayor densidad, mayor dureza. La dureza de la especie nos proporciona información de la dificultad para trabajarla ya sea manualmente o mecanizada.

5. Propiedades Mecánicas Determinadas por los factores que influyen en el crecimiento de la especie y la presencia de defectos. Las propiedades mecánicas varían según su contenido de humedad, la duración de la carga y la calidad de la madera. Los resultados variará en función de la dirección en la que se apliquen los esfuerzos.
Es importante distinguir entre la madera libre de defectos, es decir, sin nudos, fendas, desviaciones de la fibra…y madera con defectos. Las propiedades mecánicas de la madera comercial se obtienen a partir de piezas con dimensiones y la calidad existente en el mercado. Para elegir la madera estructural debe consultarse la siguiente normativa:
Eurocódigo 5 sobre proyectos de estructuras en madera UNE ENV 1995;
– La norma UNE EN 338;
– Norma UNE-EN 1912:2012

6. Propiedades Tecnológicas.  Aptitudes de las distintas especies implicadas en le proceso de transformación como el secado, aserrado, mecanizado, encolado, clavado y atornillado y acabado.

6.1. Secado. Proceso previo fundamental porque la madera es un material higroscópico y el contenido de humedad influye en su comportamiento. El secado de la madera consta de 3 fases:
FASE 1. Extracción tiene como objetivo aportar el grado óptimo de humedad que necesitamos para poder darle el uso industrial que deseamos.
FASE 2. Homogeneidad de las piezas de madera. Es decir, que todas las piezas que empleemos tengan el mismo grado de humedad y,
FASE 3. A
condicionado. Proceso al que es sometido la madera para liberarla de las tensiones que se originan durante el proceso de secado.
Si la cantidad de humedad que posee la madera no es la óptima, puede dar lugar a problemas como la aparición de deformaciones, fendas, abolladuras…
El tipo de secado se puede realizar al aire libre o bajo cubierta. Si el secado se realiza al aire libre será mucho más lento pues la madera está expuesta a las condiciones climatológicas que también afectan la concentración de agua.
Las recomendaciones sobre el secado de madera están recogidas en cédulas de secado sobre la extracción de agua en la madera que deben de ser complementadas con la consulta de bibliografía especializada sobre homogeneización y acondicionamiento de la madera.
6.2. Aserrado. En el aserrado influirán los aspectos comentados a continuación:
Facilidad o dificultad de aserrado que dependerá del contenido de sílice, resina y de la dureza de la especie de madera que deseemos trabajar;
– El tipo de aserrado (manual, mecánico, con o sin aspiración…)
6.3. Mecanizado dependerá, entre otros, de aspectos como por ejemplo:
– Facilidad o dificultad también vendrá determinada por el contenido de sílice, resina, la dureza, la presencia de fibra entrelazada.
6.4. Uniones
       6.4.1. Encolado. Si las uniones se hacen mediante encolado, requiere preparación previa que consiste en verificar la cantidad de humedad, las condiciones ambientales y el estado de la superfície de la madera. Después se valoraran  las posibles reacciones químicas que variarán en función de las distintas especies de madera. En función de estas reacciones debe seleccionarse el tipo de cola a aplicar. 
       6.4.2. Clavado y atornillado. Antes de clavar y atornillar se debe verificar posibles problemas que puedan aparecer por la resistencia de la madera. Si la madera tiende a fendarse, será necesaria la utilización de puntas finas.

6.5. Acabado o aptitud que presentan las distintas especies de madera al aplicarle tintes, barnices u otros productos. Al igual que con la aplicación de colas, requiere poner especial atención al preparado y a las posibles reacciones químicas que puede producir la aplicación del producto a aplicar.

7. Durabilidad e Impregnabilidad. Ambas recogidas en la norma  UNE 350-2016.

7.1. Durabilidad natural que vendrá determinada por la afectación de agentes degradadores como son los hongos xilófagos, insectos xilófagos, termitas y xilófagos marinos. La durabilidad de la madera frente a los agentes degradantes está siempre relacionada con el duramen y la albura puesto que és la fuente con la cuál se alimentan los distinto agentes degradantes.
7.2. La impregnabilidad.  La impregnabilidad de la madera es la facilidad que presenta para ser penetrada por un líquido. Esta propiedad es importante pues la madera se puede tratar con productos que permitan su protección contra el fuego, agentes degradantes…

Y, finalmente, los profesionales actuales recomendamos el uso de madera certificada que garantiza la buena práctica medioambiental que permite seguir el rastro del origen de la madera y fomenta el uso de madera sostenible.

Este post ha sido creado sin finalidad lucrativa y utiliza imágenes con licencia Creative Commons podéis acceder desde Freepick

<a href=»http://www.freepik.com»>Designed by Racool_studio / Freepik</a>